miércoles, 21 de abril de 2010

Conclusión final.


La verdad, el trabajo nos ha parecido muy interesante, ya que aparte de aprender a realizar una maqueta de una casa a escala, hemos aprendido nuevos métodos de ahorro de energía, reciclado y muchas cosas más.

viernes, 16 de abril de 2010

viernes, 12 de marzo de 2010

martes, 9 de marzo de 2010

Se alquilan... casas bioclimáticas 14 años después

Científicos, técnicos o cualquier colectivo interesado podrá alquilar temporalmente una de las 25 vivienda bioclimáticas que componen la primera urbanización de estas características en el mundo, construida por encargo del Cabildo tinerfeño en Granadilla dentro de un proyecto científico que se inició hace 14 años. Aun así, sigue siendo, según el presidente insular, Ricardo Melchior, "la primera urbanización bioclimática del mundo, lo que dice mucho del Cabildo y poco del resto de gobiernos de un planeta que pide a gritos soluciones.

Las viviendas de esta urbanización, que este mes se prevé inagurar tras numerosos plazos incumplido por muchos problemas, son todas difirentes, pero se han construido con un objetivo común: autosuficiencia y cero emisiones. Cada uno de los arquitectos seleccionados en un concurso internacional convocado por el Instituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER) ha plasmado en las viviendas sus propias soluciones bioclimáticas.

La urbanización, ubicada en los mismos terrenos de ITER, ha sido concebida como un laboratorio que ahora debe ser habitado por períodos cortos para seguir el comportamiento real de vivienda y de cada una de sus soluciones energéticas y bioclimáticas ideadas. Este experimento permitirá, a partir de soluciones concretas de ahorro, obtener patrones de diseño de edificios en climas similares, diversificar recursos energéticos convencionales y se reduzca el impacto ambiental de la edificación. Como ninguna vivienda es igual a otra y cada arquitecto ha adaptado las soluciones, esta urbanización es única para poder estudiar las distintas técnicas empleadas. Habrá que ver si, pese al mantenimiento y la modernización, los avances tecnológicos en estos casi quince años no dificultan esta labor.

Confort natural

En las viviendas hay ssensores para medir la temperatura, humedad o circulación del aire y una vez ocupadas se podrá establecer el confort de cada una. Cuentan además con aislamiento para evitar las pérdidas de calor o frío y reducción de ruidos. Orientadas al sur para aprovechar la energía solar: muros y techos sirven como almacén de calor que se transfiere al interior: espacios de sombra con paneles fotovoltaicos, fuente o estanque para favorecer la refigeración, y aprovechamiento de la luz natural.

La integración en el paisaje y la vegetación autóctona son premisas y comunes, como el uso de electrodomésticos del nivel más eficiente, bombillas de bajo consumo, sensores para apagar las luces innecesarias, griferías con reducción de caudal y sistemas de reutilización del agua doméstica para varios usos. Sistemas fotovoltaicos en techos y fachadas, todos conectados a uan red común. Una de las viviendas tendrá un pequeño aerogenerador. Para las necesidades del agua, hay una planta desaladoran por ósmosis inversa y una depuradora. El sol calienta el agua.

Diario de Avisos.

sábado, 6 de marzo de 2010

Día 5 de Marzo 2010


Hemos empezado a preparar nuestras paredes del refugio, las terminamos de recortar todas y luego limamos los defectos...
Para el siguiente día, empezar a montarlas y lograr hacer nuestra vivienda.
Era la primera vez que utilizabamos una sierra caladora, pero a pesar de eso nos salió bien.

viernes, 22 de enero de 2010

sábado, 16 de enero de 2010

Descripción del trabajo

En los parques y parajes naturales se construyen sencillos refugios que son utilizados por deportistas o caminantes para descansar o pasar la noche. Debido a su aislamiento, es necesario emplear sistemas energéticos autónomos.
Se ha de construir un refugio rural en el Parque Nacional del Teide, y el proyecto ha sido encargado a nuestra empresa.
Debemos diseñar un refugio teniendo en cuenta que deberá incluir sistemas autónomos de aprovechamiento energético para obtener la electricidad, agua caliente o calefacción utilizando la radiación solar, la fuerza del viento o la biomasa.
También deberá incluir una gestión inteligente de residuos.